Entre llagas: Dios. Para consuelo de los que sufren