Cuando es necesario decir no